miércoles, 29 de abril de 2020

Es la falta de derechos la que trae la explotación sexual, y no a la inversa.




Lucy Sombra

De los creadores de «Si legalizamos el aborto, van a abortar todas», ya ha llegado a la gran pantalla «Si damos derechos a las putas, estamos legalizando la explotación sexual»,
precuela de la taquillera «¿Te gustaría que tu hija fuera puta?».

Y ahora fuera de coñas, pero a propósito del coño, ¿qué neuronas son las encargadas de transmitir que armar de derechos a las mujeres va a ser malo para ellas o para la sociedad? ¿Desde cuándo un marco de derechos trae malos presagios, como si los derechos fueran un gato negro? ¿Qué superstición es esa que envuelve todo el debate en torno al trabajo sexual?

Hace unos días me pasaron un artículo (que no me leí porque ya el título me pareció que olía a quemao) sobre «el gran debate pendiente», «el debate de la prostitución» y me parece que es un planteamiento totalmente equivocado.

El debate, abolas de my heart, no es si prostitución sí o prostitución no; el debate es trabajadoras sexuales con derechos o trabajadoras sexuales sin derechos.

Como dice la gran Marijose Barrera Marquez, putas con derechos o putas clandestinas.
A ver desde qué lógica feminista se puede argumentar que mejor sin derechos, que mejor clandestinas, que mejor desprotegidas, que mejor discriminadas, que mejor subordinadas (como están subordinadas todas las personas que no tienen derechos).

A ver desde qué teoría feminista o academia o experiencia personal se quiere mantener una mujer subordinada, en una relación desigualitaria.

Cabezas pensantes abolicionistas, vamos con el spoiler: es la falta de derechos la que trae la explotación sexual, y no a la inversa.

Y sobre prostitución sí o prostitución no, ya en unas décadas hablamos, cuando llegue no sé qué coño de quinta o sexta ola del feminismo y se ponga sobre la mesa sin miedo, sin prejuicios, con honestidad, la cuestión casi nunca nombrada que atañe a la sexualidad de las mujeres; y es que nosotras también podemos (¿por qué no?) ser usuarias de la prostitución. Menudo cortocircuito, ¿EEEH?


#TrabajoSexualEsTrabajo 

____________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario