miércoles, 14 de abril de 2021

La religión de los cuidados con sede exclusiva en la familia ningunea y margina otros afectos



Por Lucía Barbudo
Coordinadora Anti Represión Región de Murcia

Que una persona ingresada sólo pueda recibir visitas de la familia refuerza la creencia de que ésta, como célula base del sistema patriarcal, es la única legitimada como estructura de red de cuidados.
   
Además, por supuesto, la inmensa tarea de los cuidados recae mayoritariamente sobre los cuerpos femeninos, por lo que el mensaje patriarcal llega por partida doble a nuestras sociedades patrilineales donde las mujeres ocupan puestos de subordinación y tienen bien aprendida la lección del sacrificio.
     
Aborrezco esta doctrina que defiende que la familia es la única capaz de cuidar. La religión de los cuidados con sede exclusiva en la familia ningunea y margina otros afectos, vínculos, sistemas relacionales, maneras de quererse y apoyarse más allá de las fronteras del libro de familia.
    
Poder visitar a alguien en un hospital no debería ser nunca un privilegio condicionado por la sangre o por un DNI. Tener el tiempo, los recursos y las energías para hacerlo es la suerte de quien puede ir; recibir a las personas que se ocupan y preocupan por ti, el regalo que debería poder recibir la persona hospitalizada sin mediación, supervisión y beneplácito de toda una burocracia ignorante y ajena completamente a cómo las personas cuidamos a las personas.
    
Cuidar no es patrimonio exclusivo de la familia.
    
No caerá el patriarcado hasta que no caiga la familia y con ella todos estos marcos de pensamiento tan conservadores, machistotradicionales, esclavos y excluyentes.
    
Que caiga el patriarcado, colectivicemos los cuidados.


_____________________________

sábado, 10 de abril de 2021

Murieron de soledad y abandono en la residencia de mayores




Concentración en Murcia de denuncia por el maltrato a mayores en una residencia, donde ha leído esta carta Sonia Vivo, miembro de la Plataforma Marea de Residencias, a su madre como homenaje reivindicativo tras cumplirse un año de su muerte en la residencia Caser de Santo Ángel (Murcia):

"Ha pasado un año mamá. Pasa el tiempo pero es como si fuese ayer… Es mi tortura diaria, mi rabia, mi dolor, que el tiempo no me alivia. A veces me ronda en la cabeza que en cualquier momento me llaman para decirme que se han equivocado otra vez y que tú sigues viva. Digo esto porque el no poder despedirnos de ella, el no haber podido acreditar personalmente su fallecimiento hace que tenga dudas de su desenlace, después de las numerosísimas mentiras que nos tuvieron diciendo cada día. 

A mi madre no la mató el covid, a mi madre la mató el abandono, el estar más de dos semanas atada en una cama, sin los cuidados más básicos y sin un mísero vaso de agua. Si algunos auxiliares o enfermeros, dirigentes de cualquier índole, limpiadores, cocineros que estuvieron allí (en Caser, Santo Ángel), en aquellos días, tienen algo de sensibilidad humana, si alguno cree que tiene algo pendiente que le tortura, lo mejor que puede hacer es contar o denunciar lo que vio y vivió en este centro, así podrá encontrar su descanso, de lo contrario para mí personalmente, es cómplice de la crueldad en la que murieron nuestros padres y madres.

Un responsable del área de la gestión de las residencias me dijo que para la mayoría de ellos ya les había llegado su hora. Y yo le digo a este señor, ¿acaso es usted Dios que todo lo sabe? ¿La hora de morir de una persona es con dolor y sufrimiento? ¿Es estar atadas en la cama semanas sin atención, sin cambio de pañales, sin comer, sin beber? Solos. Abandonados a su suerte. ¿Esa es su hora? ¿Ese es su final? ¡Pues vaya castigo! ¿ Por qué y con qué derecho?

Yo he sido su responsable hasta el 1 de Marzo que fue la última vez que la vi, después ya no pudo ser por el estado de alarma, que me pareció correcto, pero hasta el día de su fallecimiento, la poquísima información que desde la residencia me llegaba, ha sido para mentir sobre el estado de mi madre. Fueron días de angustia, dolor e impotencia al no saber nada de ella.

Mi madre muere por la mala gestión de la residencia y por las Administraciones públicas que se suponen que tomaron el mando para atender a los residentes de Caser y no hicieron prácticamente nada. Allí fallecieron más de 40 residentes en esas semanas.Y yo le digo a la justicia:

¿Responsables?.. Mi madre es responsabilidad mía, así lo dictó su Señoría. Usted me dejó ese encargo, y no lo he podido cumplir… No me han dejad cumplir ese mandato que me asignó. A parte del amor que tengo a mi madre y querer cuidarla, es mi deber vigilar para que esté donde esté, viva bien, medicada y atendida correctamente y con dignidad. No me han dejado hacer nada por ella, he pedido socorro, auxilio, he pedido que la trasladaran a un hospital, incluso después de suplicar una videollamada para ver cómo estaba y ver el deterioro en el que se encontraba, he tenido que luchar para que le dieran agua o ponerle un suero. Son seres indefensos, totalmente dependientes, como niños. Mi deber es proteger a mi madre y como madre proteger a mis hijos y tutelados, pero no me han dejado. Señoría, esto que le expongo, sólo son matices de lo que he podido vivir durante esos días entre el 23 de marzo y el 2 de abril que fue cuando falleció.



A la Administración regional y a la dirección de Caser, le digo:

¿Quiénes son ustedes para decidir su final? ¿Para decidir que ya es su hora? Nuestros padres y madres no necesitaban paliativos para morir, necesitaban cuidados para vivir y esos cuidados son los que les negaron. Se perdió tiempo, un tiempo precioso y preciso que costó las vidas de nuestros padres y madres por la mala gestión de quien presume dirigirnos, un tiempo muy valioso para salvarles la vida. ¿Para 230 residentes no había médicos en toda nuestra Región? ¿Acaso no había suficientes hospitales donde darle una atención digna? Las familias hemos sido maltratadas, nos han mentido sobre nuestros padres y madres, sobre su estado de salud, diciendo por la mañana que estaba bien y 12 horas después habían fallecido. Todo mentiras y esto tiene que tener su condena. Se quedaron solos y esto tiene que ser investigado y condenado. Repito como tantas veces y no me canso porque no lo puedo aceptar: ¿Por qué? ¿Por qué en marzo y abril, en nuestra Región de Murcia, en nuestra queridísima Región, si no había colapso en los hospitales, había UCI, personal, material… no los atendieron con los medios necesarios? ¿Por qué? ¿Por qué se les negó esa oportunidad, ese derecho fundamental que era suyo?




¿Y qué se ha hecho? Nada… Absolutamente nada, sólo consentir y mirar a otro lado. ¡Qué perverso! ¿Es normal que una hija ruegue en repetidas ocasiones una videollamada para despedirse de su madre, para darle el último adiós y que se lo nieguen?, ¿es normal que un marido quiera dar el último ‘te quiero’ a su mujer y se lo nieguen?

¿Pero qué somos como sociedad? ¡Vulneraron sus derechos con sus protocolos de vergüenza! ¡Fueron abandonados a su suerte y esto es maltrato! Por ello, ni olvido ni perdono. Por ello, pedimos y exigimos justicia para los que fallecieron, para los que dejaron morir de la manera más cruel. Pedimos y exigimos una ley de residencias estatal que considere un cambio de modelo como una inversión en calidad de vida y no como un gasto."


__________________

lunes, 5 de abril de 2021

Escribo expaña como una manera de hacerme extranjera de todo lo que no me representa




Por Lucía Barbudo

Como hablante nativa de una de las lenguas (el expañol) que han servido para crear la subalternidad, doblegarla o directamente exterminarla,

como profesora no-nativa de una de las lenguas (el inglés) que sirven hoy en día para seguir ninguneando el aprendizaje de lenguas minoritarias y desprestigiarlas,
    
como habitante de un territorio plurilingüe cuyo pasado franquista ha intentado dinamitar todas sus lenguas menos la que eligió para con violencia, castigos, tortura y muerte hacer nación y patria,
    
como mujer que se niega a estar incluida en lo que se narra y nombra en masculino genérico
y como aprendiente del uso del lenguaje inclusivo (qué costoso hacerlo en expañol, una lengua que me tiene el cerebro marcado y frito por un fuerte binarismo de género)

tengo que aplaudir la frase-pensamiento de la lingüista Yásnara Aguilar: «lo lingüístico es político».
 
La cantidad de veces, como profesora de inglés, que me he encontrado con opiniones tipo «el inglés de Irlanda no es inglés» y la cantidad de veces que, como murciana, he confrontado opiniones del tipo «en Murcia se habla mal» sólo me sirven para pensar que hay una especie de fascismo de lengua aria que existe en el imaginario de todas las personas, se dediquen o no profesionalmente a la enseñanza-aprendizaje de un idioma.
    
Asociar «hablar bien» a una sola y única realización fonética de los sonidos del habla, a una exclusiva prosodia y al uso de determinados lexemas, es, querides míes, muy imperialista, muy de llevar un Gran Exterminador dentro y, por ende, muy violento. Además de ser manifiestamente ignorante, la persona que busca «la corrección» en una lengua lo que está haciendo es intentar homogeneizar hacia una de las realizaciones (sólo una más) dándole legitimidad y valía por encima de cualquier otra realización fonética, acabando, consecuentemente, con el resto de variaciones o posibilidades y expulsando a sus hablantes a un lugar de minusvaloración, marginación y chiste.
    
Por ejemplo, el acento hegemónico que recogen los diccionarios de inglés no es en absoluto representativo del número de hablantes que lo usan. El acento «estándar» elegido (qué casualidad) en todos (y digo TODOS) los libros de texto que se comercializaron para aprender inglés como segunda lengua en expaña hasta los años 80 es el que habla la reina de Inglaterra (qué nos importará esa señora a les demás) y los reporteros de la BBC (los medios siempre súbditos y vasallos del Poder). Originariamente, el inglés que se extendió e impuso también a las colonias del Imperio Británico fue la variedad dialectal de la capital económica y financiera entonces más poderosa del mundo: Londres.
     
Si atendemos al número de hablantes para buscar la legitimidad, homogeneización y estandarización del expañol o castellano, nos encontraremos que la variedad dialectal más importante es la de México. ¿Por qué entonces no ha sido así y es el expañol de Castilla la Vieja la variedad que ha acabado por imponerse como «la correcta», como la que goza de prestigio y en torno a la cual los señoros de la RAE han edificado su faloimperio? Fácil. Expaña era el Imperio y México sólo una colonia, un proyecto de violencia y expropiación más de la genocida mente colona.
    
Mofarse de otros acentos o variedades dialectales en cualquiera de sus formas (fonéticas, léxicas) es erigirse hablante ario. Sólo lxs acomplejadxs e insegurxs se ven amenazadxs por la diversidad. Hace falta tener bien alimentado al colono que llevamos dentro para decir que en Cuba se habla mal, que en México no saben hablar, que en Colombia no lo saben decir. Es otra de las maravillas que nos ha traído el reggaetón: identificar bien fácil a todos esos imperialistas, racistas, saqueadores, neonazis de la lengua, amigos de la Academia del Poder.
    
Y si hacen chiste con otros acentos, si ejercen violencia por la pronunciación de una consonante diferente a la suya, qué no harán frente a una lengua entera, a un sistema de pensamiento diferente, a una manera de estar y entender el mundo tan otra a la suya.
    
«HABLAR COMO ACTO DE RESISTENCIA»
Yásnara Elena A. Gil
(Fragmento incluido en
«LO LINGÜÍSTICO ES POLÍTICO», de Yásnara Aguilar, Gloria Anzaldúa y Ruperta Bautista)
    
«Cada vez que hablas en una de las lenguas indígenas de este país, cada vez que estableces un diálogo en lengua seri, cada vez que un pensamiento toma forma en las estructuras gramaticales del zoque, creas un acto de resistencia. ¿A qué resistimos? Resistimos a las campañas orquestadas de castellanización obligatoria, le decimos 'no fuiste suficiente' a todo el presupuesto gastado en programas, maestros y libros que nos repetían que no podíamos hablar en las lenguas de nuestros pueblos, resistimos a todos los esfuerzos del gobierno para extinguir nuestras lenguas realizados a lo largo de la historia de México como país. [... ] Cada vez que intentas aprender una de las lenguas indígenas, le dices al Estado que, aún cuando no te garantiza espacio para hacerlo, deseas, como es tu derecho, viajar a otros territorios cognitivos, territorios que el Estado pretende extinguir.»

Nota aclaratoria de Lucía Barbudo: "Escribo expaña en minúscula porque así me parece que son las patrias: minúsculas. Escribo expaña porque no le tengo respeto a este país de pasado y presente colono que sigue rindiendo homenaje al expolio y al genocidio. Escribo expaña porque me divorcio de aquí y de todos los expañolos. Escribo expaña como una manera de hacerme extranjera de todo lo que no me representa."

Publicado también en Kaosenlared.net
_______________________


jueves, 1 de abril de 2021

Marcha y concentración por una PALESTINA LIBRE en el Día de la Tierra

 


CONMEMORACIÓN EN MURCIA, marcha y concentración por una PALESTINA LIBRE

El Día de la Tierra, 30 de marzo, es el día en el que los palestinos conmemoran anualmente los acontecimientos que tuvieron lugar el 30 de marzo de 1976.

En respuesta al anuncio del gobierno israelí de un plan para expropiar gran cantidad de tierra de propiedad palestina para dedicarla a nuevos asentamientos judíos, se organizó una huelga general y numerosas manifestaciones en las ciudades de mayoría palestina de Israel.​

En los consiguientes enfrentamientos entre manifestantes por un lado y ejército y policía israelíes por otro, seis ciudadanos desarmados fueron asesinados, unos cien más resultaron heridos y varios cientos más fueron arrestados.

Cabe destacar que fue la primera vez desde 1948 que los palestinos de Israel organizaron una respuesta a las políticas israelíes como un colectivo nacional palestino unido.Desde entonces, el Día de la Tierra se ha convertido en un importante día de conmemoración anual en el calendario político palestino, conmemorado no solo por ciudadanos israelíes de origen palestino sino también por palestinos de todo el mundo.




La marcha discurrió por diversas calles del centro de la ciudad 






Finalizando con una concentración en la plaza de Belluga, donde hubo diversas intervenciones y lectura del manifiesto.











_____________________